¡Vamos a salvar el mundo! (Eso sí, bien depiladas)

Artículos de opinión

¡Vamos a salvar el mundo! (Eso sí, bien depiladas)

A veces la estética en adaptaciones cinematográficas o series resulta excesiva. ¿Qué opináis vosotros?

Después de multitud de libros leídos y unas cuantas películas vistas, creemos que hemos sido testigos de absolutamente todo. Es más, la mayoría afirmaría que es fácil detectar incoherencias en la trama o señalar una escena que no ocurría exactamente así en el libro. ¿Pero cuándo nos fijamos en los detalles más obvios? La respuesta es más que evidente: nunca.

w310_88744d73e5b395f6ad5f862a9daa4d88twd411gp09230222-1393001208

Por muy lejano de la realidad que sea, no nos extrañamos si observamos que en mitad del apocalipsis la protagonista tiene la piel suave y sedosa. Las piernas en toda su extensión no presentan ni un solo pelo, ni tan siquiera su nacimiento, porque claro, es posible que tengas que salir huyendo y te olvides las armas, pero la cuchilla y el bote de cera son un must have en la vida de nuestras heroínas.

divergent-shailene-woodley-tris-ponytail-promo

¿Y qué decir de las cejas? Si a veces no podemos comprobar el estado de las piernas debido a que llevan pantalón largo, la cara es en la mayoría de ocasiones visible y punto de atención para los espectadores, debe presentar por tanto, un ángulo perfecto que sea adecuado para la estética de los tipos de rostros de aquellos que interpretan los papeles. Lógica aplastante del equipo de dirección.

jennifer-lawrence-en-mockingjay

¡Cuidado no se os mueva el flequillo! Si hay más de un par de mechones sueltos en tu peinado (porque como todos sabemos, siempre le dan un toque informal imprescindible para nuestro día a día), es conveniente que reconsideres ser la líder de una revolución. Mejor dedícate al parchís.

Podríamos continuar hasta el infinito con estos tópicos sinsentido del mundo sobre la estética, principalmente, de la televisión. La verdad es que dichos actos tienen un trasfondo de poca aceptación de la sociedad respecto a la realidad y un dominio de los cánones perfectos que nos venden tras la pantalla, y está únicamente en nuestra mano poder cambiarlo. Mientras tanto, no lo olvidéis: Antes muerta (literalmente) que sencilla.


Contenido relacionado
Share This