ArtículosEntrevistasNoticias

‘La font de mimir’: Una librería que apuesta por cuidar a la gente de su barrio y mantener el servicio tradicional

7 min. de lectura

Sin duda 2020 y 2021 han sido unos años bastante difíciles en el panorama literario. A consecuencia de la pandemia por COVID-19 se han visto afectadas editoriales, autoras, autores, distribuidores, librerías, y en general todas las partes involucradas en el sector literario. Durante gran parte del año pasado y parte de este hemos vivido situaciones excepcional, en especial durante la etapa de confinamiento domiciliario. Esto causó, que como lectores, no pudiésemos ir a las librerías, un lugar que consideramos esencial. Éstas sufrieron las consecuencias de no poder abrir. Y en este contexto la plataforma Amazon no cesó su actividad, sino que ésta se vio incrementada en todos los productos. En Cataluña se llevó a cabo la iniciativa Llibreries obertes, la cual se enfocó sobre todo en el día del Libro o día de Sant Jordi, uno de los principales ingresos para el sector literario.

Con la vuelta progresiva a la nueva normalidad las librerías notaron una fuerte caída de clientes y ventas. Sin embargo, las ventas online seguían alcanzando niveles muy elevados. En Estados Unidos surgió la campaña anti-amazon bajo los lemas #BOXEDOUT y #SHOPINDIE. Numerosas librerías cambiaron los escaparates de sus tiendas con frases llamativas de protesta, de color marrón para simular las cajas de Amazon, y así poder llamar la atención de la ciudadanía. En España se impulsó la plataforma todostuslibros.com, a través de la cual se unieron más de 150 librerías independientes para incrementar sus ventas online.

En Infoliteraria decidimos conocer de primera mano la situación y entrevistar a varias librerías. Entre ellas la Librería Internacional Pasajes, la Librería Agrasar y la Librería La Font de Mimir. Y nos llevamos una sorpresa con las palabras de esta última.

«La idea de nuestra librería no la entendemos tanto como un negocio, sino como un servicio al barrio. La librería no solo tiene que servir para vender libros y nosotros ganar dinero, sino más como un servicio que ofrecemos a nuestros vecinos y clientes.» – señala Carles de La Font de Mimir.

La Librería La Font de Mimir se fundó en diciembre de 2010 en Barcelona, en el distrito de Nou Barris. Carles e Isabel decidieron abrir la librería en plena crisis, probablemente no era el mejor momento para crear un negocio, pero decidieron volcarse en él y desde entonces no han parado de crecer.

La acogida en el barrio ha sido muy buena, la gente se ha volcado mucho con nosotros, y cada vez vamos ganando más clientes. El porqué, bueno, supongo que lo hacemos bien – comenta entre risas Carles-. En el sentido de que bueno, todo esto de hacer las actividades, al final hay un retorno de la gente del barrio que aprecia que tú les des algo y te lo devuelven. No creo que sea por un aumento de lectores, eso es complicado, pero si al menos en este barrio, es un barrio muy familiar. Muchos colegios, muchas familias, muchos niños. Nosotros no nos dedicamos en exclusiva al infantil, pero sí que es una parte que cuidamos mucho.

La Librería La Font de Mimir tiene un concepto diferente a lo que suele verse en otras librerías. Para ello lo más importante es el cliente, tanto adulto como niño, y poder crear una experiencia para que salgan contentos de la librería y quieran volver. No es solo el concepto de librería como tal, no queda solo ahí, también ofrecen actividades a los más pequeños para acercarlos más a la lectura, que se ilusionen por descubrir nuevas historias, y así que a medida que van creciendo, quieran seguir visitando una librería. Por ello, la librería cuida tanto a sus lectores más pequeños.

Si al niño lo acostumbras a venir a la libreria, a que le gusten los libros, a que le guste venir aquí, después cuando vaya creciendo seguirá viniendo aquí. Por ejemplo, lo notamos con los cuentacuentos. Cuando empezamos hace diez años, los niños que venían al cuentacuentos ahora son jóvenes, y sin embargo vienen muchos a seguir comprando libros. Han ido cambiando, dejaron de venir a los cuentacuentos, pero luego se apuntaron a talleres, y ahora por ejemplo tenemos un club de lectura infantil, y funcionan muy bien, y ya sabemos que algunos tienen una edad en la que ya tienen que dejar de ser club de lectura infantil, ¿no? lectura juvenil. Bueno pues estamos trabajando un poquito en eso, en que la gente se acostumbre a que este sea un sitio de paso y que los chavales vayan creciendo con este acompañamiento. – Aclara Carles.

Con referente a la literatura hacia los más pequeños, Carles de la Librería La Font de Mimir también nos puntualizaba sobre el concepto de librería en otros países de Europa, donde están diseñadas para que pases un rato ahí, y sobre la importancia de dejar a los niños que experimenten por su propio pie.

Me hace mucha gracia eso de ‘Niño, no toques’ no, que toque que toque, ¿si no toca como le va a gustar un libro? – explicaba Carles -. Tiene que tocar, con cuidado, tu como padre estás al lado para decirle cómo tiene que tocarlo, pero tienen que tocar. Tiene que acostumbrarse la gente a que la librería es un sitio de paso. ‘Voy a pasear a la librería’ , no tengo porque comprar… Nuestra intención ha sido esa desde el principio, hacer de esto un lugar de paso. 

Comentamos con Carles sobre la campaña Anti-Amazon que se estaba realizando en Estados Unidos, y como ha podido afectar en España.

A ver, que hay un movimiento anti amazon seguro. Hablas con foros de libreros y es evidente que hay un movimiento contra esto, e incluso a nivel institucional, desde los gremios de los libreros también se está trabajando en esto. Ahora está ‘Todos tus libros’, está apostando fuerte por hacer una plataforma parecida. No se si aquí en Cataluña se hará algo parecido, pero la idea es esa, es que tenemos que trabajar juntos para luchar contra esto – señala Carles.

Las librerías durante la Pandemia fueron un sector también castigado por no poder abrir y dar un servicio a sus clientes. Muchas librerías independientes no cuentan con un servicio online como el de las grandes cadenas, y preguntamos a Carles como le había afectado a su librería, encontrándonos respuestas de lo más interesantes y sorprendentes.

A ver, hubo una pérdida evidente. No estás abierto. vendes menos, no haces Sant Jordi, vendes mucho menos. Ya te digo, cómo se hizo lo de ‘Llibreríes obertes’, por ejemplo que la gente podía comprarte el libro, aunque no pudieran venir a buscarlo y eso además es un detalle del cliente, ‘Te lo compro para que tu puedas tener el dinero ahora, que es cuando lo necesitas’ y ya vendré a buscar el libro. Y han tardado, a lo mejor ya teníamos abierto hacía dos meses y había gente que seguía viniendo a buscar sus libros. Por lo cual eso salvó mucha parte de la campaña. Pero sobre todo fue que la cuestión es esa, que la gente del barrio se ha volcado. La gente del barrio ha querido que nosotros sigamos aquí y que no tengamos problemas – comentaba Carles -. La gente ha descubierto una Pandemia que tiene tiempo, por lo cual se han vendido más. Cuando se pudo abrir, mayo, junio, julio se vendió muchísimo.

Como comentábamos, muchas librerías no cuentan con servicio online, pero la Librería La Font de Mimir si tiene dicho servicio, pero su uso no es para venta, al menos no en estos momentos, y Carles nos explica el porqué.

La web está preparada para vender, y de hecho vendía, pero capé la venta. La venta online es muy complicada. Nosotros somos una librería de barrio, servimos a toda Barcelona, podemos servir al resto de Catalunya y al resto de España pero vendemos en el barrio. Entonces, los del barrio no te van a pedir online. (…) Si alguien busca comprar online las primeras opciones que salgan serán las grandes cadenas antes que la nuestra, entonces: ¿es importante tener página web para vender libros? Si, pero tiene problemas. Además de eso, tener una web tiene un mantenimiento y un coste. La venta online está muy bien, pero yo creo que la idea es que la gente vaya a las librerías. Aparte creo que es una costumbre muy bonita. – nos explica Carles -. Nuestra web ahora es un escaparate, así la gente puede mirar.

Por último, La Font de Mimir nos daba su visión de las ventas de libros que se produjeron durante la Pandemia, sobre esta necesidad de comprar un libro durante el confinamiento, y la urgencia de tales compras.

La gente no tenía nada que hacer y ha vuelto a la lectura. Perfecto. Y una de las cosas que te vende Amazon es que quiero un libro y mañana lo tengo. Realmente, ¿Tenemos esa urgencia en un libro? O sea Amazon en concreto y en general, te venden una inmediatez que no necesitamos, y nos acostumbramos a esa inmediatez. (…) Lo que tenemos que entender es que un libro no es una necesidad inmediata. Puedo esperarlo. Lo que decíamos, durante la pandemia, ‘es que no tengo libros’, una persona que lee, que tiene una biblioteca, seguro que tiene algún libro que no se ha leído.

Las librerías independientes cada vez más van desapareciendo para sustituirlas por las grandes cadenas que van ganando más terreno, y durante la Pandemia, han sido las más castigadas del sector. Pero no podemos olvidar como lectores que gracias a ellas nosotros conocimos la lectura, nos enseñaron la magia que se encuentran entre las páginas de los libros, y en Infoliteraria creemos que es momento de devolverles el favor apoyando al negocio más pequeño.

Tenéis la entrevista completa aquí.

173 artículos

Acerca de la autora
¡Hola! Me llamo Nina y desde que tengo uso de razón que amo leer, por eso me creé mi propia cuenta de bookstagram donde subo reseñas y recomendaciones de libros. Además soy una amante del cine y las series, tanto que he estudiado guion cinematográfico.
Artículos
Contenido relacionado
Librerías curiosasNoticiasRecomendaciones

5 librerías que todo amante de los libros debe visitar

¿Quién dice que las librerías no pueden ser también un destino turístico? Estas son las librerías que todo lector debe visitar
Artículos de opiniónNoticias

Demos otra oportunidad a los libros

Los libros usados merecen otra oportunidad de lectura, porqué los buenos libros siempre serán buenos libros estén o no usados
Noticias

Siguen sumándose librerías con sello de calidad

Otras 11 librerías han conseguido su sello de calidad antes de que terminase el 2016, con estas ya son 40 las librerías españolas denominadas de calidad
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios