Reseña «El último secreto de los Deverill» – Santa Montefiore

 
PORTADA

MOTIVACIÓN A LA LECTURA

Desde que terminé de leer «Hijas del castillo de Deverill», el segundo libro de la saga, estaba deseando que se publicase esta tercera parte y es que la escritora dejó tantas tramas abiertas que estaba deseando saber como las cerraba. Sobre todo me quedé con ganas de saber que pasa con la maldición que recae sobre la familia Deverill y ese gran amor que no acaba nunca de llegar.

SINOPSIS

Estamos en 1939 y los nubarrones de la II Guerra Mundial se ciernen sobre Europa. En Irlanda muchas cosas han cambiado y una nueva generación de la familia Deverill se halla a punto de desplegar las alas.
Bridie Doyle ha dejado atrás sus orígenes humildes y es ahora condesa di Marcantonio y dueña del castillo de Deverill. Su felicidad, sin embargo, corre peligro cuando se pone en duda la identidad de su marido, cuyas continuas infidelidades son un secreto a voces.
Muy cerca de allí vive la antigua amiga de Bridie, Kitty Deverill, junto a su devoto marido, Robert. La vida de Kitty da un vuelco con el regreso inesperado de Jack O’Leary, su gran amor, al que nunca ha olvidado. Pero ¿habrá entregado Jack su corazón a otra?
Martha Wallace llega a Dublín con la esperanza de conocer a su madre biológica. Tras ver frustrados sus intentos de encontrarla, conoce por casualidad con JP Deverill, el vástago de los Deverill, y todo cambia para ella.

VALORACIÓN
Aviso que la reseña tendrá spoilers de la primera y la segunda parte de la saga así que si no las habéis leído os aconsejo leerlas y dejar de leer la reseña a partir de aquí.
En “El Último Secreto de los Deverill” tenemos de vuelta a algunos de los protagonistas del primer libro en Ballinakelly, Jack, Kitty y Bridie. Aunque cada tenga su vida con su propia familia, el pasado de todos está ahí y todos los secretos que guardan los unos de los otros saldrán a la luz poco a poco.
Y es que en esta tercera novela, además de resolver por fin que pasará con la maldición de los Deverill, se van desvelando uno a uno los secretos que guardan los habitantes del pueblecito irlandés de Ballinakelly que tan bien conocemos.
Me ha parecido increíble la manera que la escritora tiene de hilar una trama con otra que hace que no puedas dejar de leer. La novela me ha dejado un sabor agridulce, porque al dividir la historia en tres partes he conseguido conectar muchísimo con los personajes y me ha dado pena tener que decirles adiós. Ha habido un par de tramas que no me ha acabado de gustar como las ha cerrado la autora, desde mi punto de vista sus argumentos son buenos pero ha resultado un poco frustante, porque no es lo que yo quería (Opinión totalmente personal) . Pero en general la he disfrutado como pocas novelas este año. En lo referente a la parte histórica vamos a ser testigos de como afectó la Segunda Guerra Mundial a Irlanda y el Reino Unido.
En conclusión ha sido un cierre de trilogía con un ritmo vertiginoso en el que se van cerrando una a una todas las tramas que rodean al pueblecito de Ballinakelly, a la familia Deverill y a sus allegados. Os animo a leerla si os gustaron los anteriores libros, pero ya os aviso que tengáis a mano pañuelos porque alguna lagrimilla se os escapará.

 

4.5

Impresionante

Share This