Reseña Al otro lado del océano – Tahereh Mafi

 
PORTADA

MOTIVACIÓN A LA LECTURA

El sello editorial Puck se está convirtiendo en uno de mis preferidos y es que no hay mes en que no traigan una novedad que me haga ojitos y me muera por leerla. Es el caso de Al otro lado del océano, de Tahereh Mafi, una novela bastante alejada del género scifi con el que conocemos a la autora y que muchos y muchas estábamos esperando por estos lares.

Tahereh Mafi lleva mucho tiempo en mi punto de mira, pero no conseguía dar el paso para empezar a leerla. Y no sé por qué, la verdad, porque su saga me llama poderosamente. Pero en cuanto supe de la publicación de Al otro lado del océano, supe que había encontrado la mejor manera para estrenarme con ella y decidí que quería probar suerte. Y, atentos, spoiler: ha sido una novela de diez.

SINOPSIS

Es el 2002, un año después del 11 de septiembre. Políticamente hablando, es un momento extremadamente turbulento, en especial para alguien como Shirin, una adolescente musulmana de dieciséis años que está cansada de ser estereotipada. 
A Shirin no le sorprende lo horrible que puede ser la gente. Está cansada de las miradas groseras y los comentarios denigrantes —incluso de la violencia física— que sufre como consecuencia de su raza, su religión y la hiyab que viste todos los días. Por lo tanto, construyó sus paredes protectoras y se rehúsa a dejar que alguien se acerque lo suficiente como para lastimarla. En lugar de eso, ahoga sus frustraciones en la música y pasa sus tardes bailando break con su hermano. 
Pero entonces conoce a Ocean James. Es la primera persona en una eternidad que parece querer conocerla realmente. Eso la aterra —parecen venir de dos mundos irreconciliables— y Shirin tuvo su guardia alta durante tanto tiempo que no está segura de si alguna vez podrá ser capaz de bajarla. 

VALORACIÓN

¿Qué podría deciros de Al otro lado del océano? Las críticas le preceden, y con grandes argumentos. Ya leyendo su sinopsis, sabía que me encontraría con una novela intensa, dura e incluso angustiosa en ciertos pasajes, pero nunca imaginé que pudiera calarme tan hondo e invitarme a recapacitar nuevamente sobre la condición humana.

Primeramente, Mafi ofrece un relato estremecedor sobre la intolerancia, la ignorancia y la xenofobia, y nos lo sitúa un año después del atentado del 11 de septiembre, donde los nervios estaban a flor de piel, y no por ningún sentimiento bueno. Nuestra protagonista, Shirin, aunque nos habla siempre con una voz fuerte y poderosa, se obliga a sí misma a silenciarse constantemente y a juzgar para evitar que la hieran, y todo simplemente por su religión. Son cientos los pasajes que he marcado en el libro y en mi propio corazón donde la autora, a través de Shirin, nos hace cuestionarnos realmente cómo somos los seres humanos y la manera en que actuamos, especialmente ante lo que desconocemos o tememos. Mientras leía, me costaba creer que la protagonista fuera acusada e insultada simplemente por decir llevar hiyab, ya que eso no afectaba a su mentalidad, pero al mismo tiempo podía comprender el miedo acérrimo que crean algunas personas como mecanismo de defensa. Luego, claro está, Mafi aprovecha cada escena para escenificar los peligros de la ignorancia y los extremismos, y sabes que te han llegado muy adentro cuando, mucho después de terminar el episodio o incluso el libro, sigues pensando en todo lo que ha querido decirte.

Luego, siguiendo muy estrechamente este discurso a favor de la tolerancia y la diversidad, Mafi nos conquista con una historia de amor sin precedentes, de esas que merecen ser escritas, adoradas y recordadas. No sólo Shirin y Ocean me han parecido encantadores y puros respecto a sus sentimientos, sino que la autora ha reforzado la relación con grandes argumentos en contra del racismo y la discriminación simplemente por un tono de piel más oscuro o un pañuelo en vez de una gorra. La verdad es que, mientras leía Al otro lado del océano, no hacía más que emocionarme, no sólo por el discurso de la autora marcado entre líneas, sino por la plasmación de un primer amor emotivo, maravilloso y, sobre todo, valiente ante las adversidades del destino.

Tengo claro que recomiendo Al otro lado del océano a todo el mundo. Tanto si buscas un amor que te derrita el corazón poco a poco como si buscas una historia con contenido, mensaje y moraleja. Todos deberíamos leer lo que nos tiene que decir Shirin, porque es importante conocerse a uno mismo, conocer a los demás y no perderse nunca en el camino hacia la felicidad. 

4

Impresionante

Share This