Artículos de opiniónNoticias

Cambiar las portadas de una saga a medio publicar, ¿acierto o fallo?

2 min. de lectura

Son muchas las veces que se decide cambiar las cubiertas de una saga de novelas a mitad de publicación. Esta decisión no siempre es bien recibida por el público lector. 

Seguro que a todas nos ha pasado alguna vez, ya que muchas sagas míticas han sufrido estos cambios. Algunos ejemplos son la saga de Vampire Academy de Richelle Mead, que empezó a publicar la editorial Alfaguara en 2007. En este caso, el cambio se produjo en el quinto libro, haciendo un cambio tan evidente en las portadas que no dejó indiferente a nadie. Otras sagas que también tuvieron cambios importantes fueron la saga Traición de Scott Westerfeld y la trilogía Shatter Me de Tahereh Mafi.

La pregunta que muchos de nosotros nos hemos hecho alguna vez es ¿Cuál es la razón que puede llevar a cambiar el diseño de las portadas de una saga a mitad de publicación? Pueden existir múltiples razones, en muchos casos el marketing es clave, un diseño más atractivo se suele relacionar con un mayor porcentaje de ventas. En otras ocasiones se realizan otros diseños exclusivos o coleccionistas para que el lector pueda atesorar varios ejemplares de la misma novela con diferentes ediciones. En ocasiones los escritores se suelen asociar con algún ilustrador para potenciar todavía más su obra y realizar un diseño mucho más atractivo.

En España se suelen adoptar estos cambios de portada importados mayormente de Estados Unidos, aunque en ocasiones también se suele adoptar la portada del Reino Unido.

Entonces… ¿acierto o fallo? Esto depende de cada uno, pero en mi opinión creo que eso hace que la gente que coleccionamos las sagas (que solemos ser la mayoría de lectores) nos quedemos con sagas a medias (ya sea porque no nos gustan las nuevas portadas o porque no queremos tener las nuevas portadas si no van acorde con los otros libros…). Obviamente también habrá personas que no les importe en absoluto, pero no suelen ser la mayoría.

En definitiva, creo que no se deberían de hacer estos cambios, al menos durante la publicación de la saga, ya que como he explicado antes supone una molestia a los lectores. Sin embargo, se podrían hacer reediciones de libros y ahí sí cambiarles las portadas, ya que eso puede incentivar a aquellos que coleccionan libros a comprarse una saga nueva, tan solo por su portada.

 

 

43 artículos

Acerca de la autora
Estudiante de periodismo. Para mi leer es uno de los mayores placeres del mundo, y si es con un gato y un té al lado, mucho mejor.
Artículos
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios