¿En el Día del Libro se crearon nuevos lectores?

Artículos de opinión

¿En el Día del Libro se crearon nuevos lectores?

El pasado lunes tuvo lugar el Día del Libro, también conocido como día de Sant Jordi, este se celebra cada año en todo el mundo. Yo en especial lo viví en Barcelona donde la tradición marca que las chicas tenemos que regalar un libro y los chicos nos tienen que regalar un rosa. Sinceramente creo que es una tradición que hay que actualizar, es por eso que desde hace un par de años mi pareja y yo nos regalamos mutuamente una rosa y un libro. Aunque lo verdaderamente interesante del día de Sant Jordi en Barcelona es la cantidad de autores, tanto internacionales como nacionales, que firman sus libros a lo largo de todo el día. No existe mejor fecha para conseguir esa firma que llevas tiempo esperando. O la oportunidad única de conocer en persona a un escritor que te encanta.

Reflexionando sobre el Día del Libro en Barcelona, día en el que las ventas de libros se disparan, llegué a la conclusión de que no hay tantos lectores entre nosotros. Yo como lectora voraz suelo ir siempre con un libro a todas parte, es indiferente donde vaya, puede que se presente la ocasión de leer, tanto en el trayecto como en ratos de espera que muchos aprovechan para estar con su teléfono móvil. Es por eso que me fijo mucho en las personas que leen en el transporte público, sentados en un banco en la calle, etc. Y normalmente no suelo ver muchas. Si que es verdad que la gran mayoría de estas personas que me hacen sonreír al verlas leyendo un libro, suelen ser mujeres. Es difícil ver a un hombre leyendo un libro, pero no imposible, los hay.

Es ahora cuando llegamos a lo que me llamó la atención cuando el día de Sant Jordi llegó a su fin y volví en transporte público a mi casa. ¿Sabéis la cantidad de gente que llevaba un libro y lo estaba leyendo? Yo sinceramente me quedé asombrada, dado que la gran mayoría eran chicos y no levantaban la nariz del libro, supongo que de lo interesante que estaría. No obstante, pensé que esto sería momentáneo, la novedad del primer día y que cuando llegasen a su casa se olvidarían del libro.  Pues para mi sorpresa al día siguiente el transporte público estaba lleno de personas leyendo, tanto hombres como mujeres. Y yo no pude sentirme más feliz de la cantidad de gente que disfrutaba de lo mismo que yo, la lectura.

Y es ahora cuando viene mi pregunta ¿En el Día del Libro se crearon nuevos lectores?


Contenido relacionado
Share This