Artículos de opiniónNoticias

¿Por qué cambia tanto la traducción del título de un libro?

2 minutos de lectura

Estoy segura que todos conocemos libros que al ser traducidos al español han cambiado de titulo. Voy a poneros unos cuantos ejemplos por si ahora mismo no os viene ninguno a la cabeza: El primero es, el sexto libro de la saga de Harry Potter, Harry Potter y el misterio del príncipe, que en su idioma original (inglés) se titula Harry Potter and the Half-blood Prince (su traducción sería Harry Potter y el príncipe mestizo), otro ejemplo, es El libro de la oscuridad, de Philip Pullman, que en inglés se conoce como The book of dust, volume one La bella sauvage, y por último el libro Si no despierto de Lauren Oliver, que su título original es Before I Fall, que significa literalmente antes de caer.

Ahora bien, ¿A qué pueden deberse estos cambios? ¿Hay alguna razón para ellos? Son preguntas que muchos de nosotros nos hacemos, pero muchas veces no somos capaces de dar con la respuesta. Algunas editoriales han respondido a esta pregunta, cuando se la han formulado lectores indignados por el cambio de título. La respuesta más común suele ser que el título elegido tiene más sentido con el contenido de la novela, que no dejar el título original de la novela. 

En mi opinión uno de los factores que más puede influir en el cambio de título es el marketing. Un aspecto clave para asegurar llamar la atención de los lectores, sin embargo en muchas ocasiones puede que este quede mal al traducirse o pueda dar lugar a malentendidos por la traducción literal. Pongamos por ejemplo El libro de la oscuridad que antes mencioné, y es que, si se hubiera traducido literalmente, quedaría como El libro del polvo, volumen uno La bella salvaje. Como podéis apreciar, llamaría demasiado la atención y llevaría a confusiones un tanto extrañas, así que probablemente este sea el motivo del cambio. Lo mismo ocurrió con el sexto libro de Harry Potter, ya que acordaron que el príncipe mestizo podría crear confusión al ser una palabra un poco ‘complicada’. 

Como he comentado, otra de las razones que pueden llevar a cambiar el título de un libro es porque al traducirlo podría dar lugar a confusiones o no se entendería. Este sería el caso de Mil veces hasta siempre de John Green, titulado originalmente Turtles and the way down, que viene de una expresión en inglés, que nosotros, no podemos traducir ni entender.

En definitiva, estas son algunas de las razones que hemos encontrado para que varíen tanto los títulos a la hora de traducirlos. ¿Qué otras razones se os ocurren? ¿Conocéis otros ejemplos que encajarían con las razones que hemos comentado?

41 posts

Acerca de
Estudiante de periodismo. Para mi leer es uno de los mayores placeres del mundo, y si es con un gato y un té al lado, mucho mejor.
Artículos
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments